Hoy se cumplen 515 años de la muerte del almirante de la mar Océana, Don Cristóbal Colón. Poco se sabe de sus orígenes, aunque mucho se ha especulado sobre los mismos (parece ser que pronto saldremos de dudas sobre su lugar de nacimiento…). Sabemos que fue un gran navegante, bien formado gracias a su pasión por la lectura e investigación, que trabajó para la corona portuguesa, algo normal en aquella época, pero que , tras haber sido rechazado su proyecto para viajar a la India por occidente por los portugueses, vino a España en busca de financiación para su empresa.

Algo de lo que estoy segura es de que tonto no era, sabía muy bien hacia dónde dirigir sus pasos, por ello marcha al reino de Sevilla, es decir, a Huelva…., concretamente al monasterio de Santa María de la Rábida, donde, entre otros monjes, se encontraba fray Antonio de Marchena, astrólogo y consejero de la Corte, con quien comparte su proyecto y quien facilitará ese contacto con la corona, y con algunas de las personas que habrán de hacer posible su gesta.

Don Cristobal Colón ha recibido muchas críticas en los últimos tiempos, pero al César lo que es del César, sin él la historia de España habría sido muy diferente, gracias a él se abrieron nuevos mundos, nuevas perspectivas de futuro para nuestro país, por ello hoy he querido recordarlo y rendirle tributo, a este navegante sobre el que suelo decir, que posiblemente viajara más una vez muerto que vivo…..

Y, ya sabes, si quieres conocer más sobre este tema, escríbeme a guia@rociollorca.com, estaré encantada de compartir contigo lo que he aprendido sobre este nuestro Almirante de la Mar Océana durante un paseo por Sevilla…..